Pinterest Instagram Google Plus Youtube Linkedin

 Empresa

El rejuntado y el material de rejuntado

EL REJUNTADO

No es recomendable empezar la operación de rejuntado antes de que se haya endurecido el adhesivo. Una manipulación prematura podría perturbar la posición y adhesión de las baldosas.

 

El rejuntado se realiza con una espátula de goma o con una paleta de rejuntar. El material debe ser comprimido con movimientos de ida y vuelta para lograr que las juntas se llenen completamente.

 

EL MATERIAL DE REJUNTADO

Existe una amplia variedad de materiales de rejuntado para baldosas cerámicas, que permiten adecuarse a los diversos tipos de baldosas y de ambientes. La mayoría de estos materiales contienen cemento en su composición y además otros componentes que exaltan algunas características específicas (blancura, resistencia a los hongos, uniformidad y textura, dureza, flexibilidad,...).

 

También existen otros materiales, como los epoxídicos, los orgánicos y las siliconas, que no contienen cemento y poseen propiedades inalcanzables con los materiales de cemento. Su colocación requiere mayor cuidado y habilidad por parte de los colocadores.

 

Juntas cementosas:

Constituidos por conglomerantes hidráulicos, cargas minerales y aditivos orgánicos, que sólo tienen que mezclarse con agua o adición líquida justo antes de su uso. Pueden contener pigmentos para proporcionar diversas coloraciones.

 

Se dividen en dos clases, normal o mejorados, según dispongan de características adicionales (con absorción de agua reducida, con resistencia elevada a la abrasión,...).

 

Se preparan añadiendo la cantidad de agua indicada por el fabricante para conseguir una pasta suficientemente espesa y homogénea. Existen en el mercado para juntas finas y para juntas anchas.

 

Su campo de aplicación son los rejuntados de revestimientos de paramentos y suelos, tanto interiores como exteriores. Son compatibles con todos los tipos de baldosas.

 

No es recomendable su empleo en locales sometidos a limpieza frecuente con productos agresivos y en locales de uso alimentario (cocinas colectivas, mataderos, ...) o sanitario (quirófanos, ...).

 

Juntas de resinas reactivas:

Constituidos por resinas sintéticas (generalmente epoxídica), aditivos orgánicos y cargas minerales, cuyo endurecimiento resulta de una reacción química. Están disponibles en uno o más componentes. Pueden contener pigmentos para proporcionar diversas coloraciones.

 

Entre sus principales propiedades están la resistencia a productos químicos, resistencia bacteriológica, elevada adherencia, muy buena resistencia a la humedad, y excelente resistencia a la abrasión.

 

Su campo de aplicación es el de los locales en los que se requiera asepsia, resistencia química, alta resistencia a la abrasión y alta resistencia a la humedad.